Cómo combatir la ansiedad

A la ligera, podríamos decir la ansiedad que es el mal del siglo. Al igual que el spleen (un estado de cierta melancolía y nostalgia), se convirtió en el mal del siglo pasado, la ansiedad es hoy día la enfermedad de la que sufre una inmensa mayoría.

Es un hecho de la vida diaria en la actualidad afirman los especialistas

¿Qué es en realidad?

Pues un estado de temor provocado por la presión que ejercen varias fuerzas antagónicas entre sí.

Analizada desde este punto de vista, la ansiedad es un estado de euforia, que hace uso inútil de todas las energías de las que uno disponga en el  momento (el tratar de abarcar el trabajo de la oficina; el llamar a la agencia de viajes; el pensar en los exámenes finales casi en el mismo minuto, etc.)

Como forma de manipular la ansiedad el fumador dobla su dosis de tabaco y el que nunca se lleva un cigarrillo a la boca, lo pica de un amigo para acompañar la taza de un café.

En si la persona intenta del estado en que se encuentra, pero como un cigarrillo, una taza de café o una como de whiskey no son las armas precisamente útiles en este caso, la ansiedad continua, muchas veces hasta grados realmente insoportables.

¿Qué sucede entonces?

Pues que puede caerse en el extremo opuesto de la depresión. Y mientras no se le dé una solución positiva al conflicto. Generalmente se fluctúa entre periodos de ansiedad y de depresión.

Mentalmente, la ansiedad se manifiesta por una gran confusión; podría decirse que la incertidumbre y la falta de capacidad para definir una situación son los síntomas más desalentadores.

Físicamente, la persona puede comenzar con la pérdida del sueño y llegar hasta la fiebre y las náuseas, estos últimos son síntomas extremos, que no creo tengan nada que ver con infección intestinal, por decirlo así.

Como canalizar la ansiedad

Por qué no sacarle partido antes de caer en la depresión solo se trata de eliminar el estado de inutilidad de estas energías para que, por el contrario, se pongan a nuestro entero servicio. ¿Cómo? A continuación le damos algunas sugerencias.

–        Establezca un plan de acción muy organizadamente y llévelo a la practica

–        Evalué su grado de éxito al llevarlo a la práctica. Si es necesario comience con la frente muy en alto.

¡No te olvides de compartir!

Related posts

Leave a Comment