Errores típicos de empezar a correr

La razón de este artículo es que a menudo cometemos algunos errores importantes a la hora de empezar a correr, los cuales se suelen traducir en problemas que nos lleven a convertir algo tan saludable como el ejercicio físico en una actividad incluso perjudicial para nuestro organismo.

Esto se debe a que muchas veces llevamos mucho tiempo sin practicar deporte y de repente queremos recuperar nuestra forma física en poco tiempo, lo cual hace que acabemos aburriéndonos del deporte o incluso que nos sintamos incómodos y demasiado forzados, excesivamente cansados, etcétera.

Por otra parte, forzar en exceso nuestro cuerpo nos puede llevar a la aparición de lesiones deportivas e incluso a la carencia de algunos nutrientes básicos ya que no sabemos combinar de forma correcta el deporte y la alimentación.

Comenzar a correr de forma correcta

Por esa razón, lo primero que debemos tener en cuenta es el tiempo que llevamos sin practicar ejercicio físico, y si se da que dicho período ha sido excesivamente largo, lo primero que deberemos considerar es una adaptación de forma progresiva y comenzar a correr poco a poco.

En este sentido podemos comenzar a practicar ejercicio tan sólo tres veces por semana, alternando el paseo con la carrera. Por ejemplo, el primer día caminaremos durante 15 minutos y correremos tan sólo 5, el segundo caminaremos otros 15 minutos y correremos 10, el tercero podemos mantenerlo igual, seguidamente caminamos 10 minutos y corremos 15, y así progresivamente comprobaremos que nuestro organismo se adapta de forma correcta.

¡No te olvides de compartir!

Related posts

Leave a Comment